El dolor de oído es muy desagradable

El dolor de oído es muy desagradable

Una condición completamente desagradable e indeseable es el dolor de oído. Puede aparecer cuando menos te lo esperas y provocar una gran e insoportable molestia para la cual debemos hallarle una solución plenamente efectiva y rápida. No representa un peligro de muerte, pero sí puede señalar una infección o herida.

Calmar el dolor de oído cuando surge es una necesidad urgente, esto sin importar mucho la intensidad del dolor en aras de prevenir algo peor. Un otorrinolaringólogo es el especialista ideal para tratar esas molestias, no obstante, a lo mejor lo primero que se viene a la cabeza no es hacer cita para una consulta médica, sino tomar acción de inmediato.

En este tipo de situaciones es valioso conocer las opciones que la medicina natural te puede ofrecer; la medicina natural es un ámbito de la medicina cuyas soluciones consisten principalmente en elementos caseros o de la naturaleza. Estas soluciones médicas caseras pueden serte de gran ayuda.

  1. Tratamiento para el dolor de oído

Si no es muy grave, cómo calmar el dolor de oídos es una interrogante que puede resolverse en la comodidad del hogar; esto también se verá determinado por la causa de las molestias.

Uno de los métodos que puedes emplear es cubrir la oreja con un paño tibio para aliviar el dolor. Se suele indicar de parte de inexpertos la colocación de aceite caliente u otras sustancias en la parte interna del oído. Si esto no fue indicado por el médico, debes abstenerte de hacerlo porque puedes agravar la lesión o incluso hacerte quemaduras.

Si se cree que la causa del dolor es la acumulación de agua en el pabellón auricular, puedes hacer lo siguiente: girar el cuello hacia el lado del oído de las molestias, y dar algunos saltos con un solo pie del lado donde se presente el dolor para así sacar el agua.

  1. Remedios naturales para el dolor de oídos

No es estrictamente necesario que consultes a un especialista para saber cómo quitar el dolor de oído. Los casos más leves pueden ser abordados por quien lo padece o por sus allegados por medio del uso de remedios caseros que pueden hacerse rápidamente y sin mucho esfuerzo. Los alimentos que están en tu cocina pueden servir para más cosas que simplemente mantenerte nutrido. Algunos remedios para el dolor de oídos son los siguientes:

  • Aceite de oliva y ajo

Machaca un diente de ajo y coloca el resultante en una cuchara que debes completar con el aceite de oliva. Acto seguido, calienta la cuchara en una hornilla unos tres o cuatro minutos para después echar algunas gotitas en un pedazo de algodón que debes exprimir muy bien. Haz una bolita que puedes usar para tapar tu oído, pero sin presionar.

  • Manzanilla

Prepara un té de manzanilla como lo sueles hacer. A continuación, vierte unas gotitas de dicho té sobre un pedazo de algodón que debes colocar en el oído de la misma manera que hiciste con el remedio anterior.

  • Cebolla
Cebolla

Cebolla

 

La cebolla tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, lo que le convierte en un remedio muy eficaz para combatir el dolor de oído. Una de las formas para usarla la cebolla es extraer el jugo de su forma cruda (licuándola). El jugo resultante debes aplicarlo con un gotero en el oído.

  • Aceite de oliva
El aceite de oliva por sí sola o con ajo es recomendada para el oído

El aceite de oliva por sí sola o con ajo es recomendada para el oído

 

En los casos de dolor de oído por acumulación de cerumen, un remedio natural efectivo es el aceite de oliva al ser éste un lubricante natural. El procedimiento es sencillo. Solamente debes aplicar unas cuantas gotitas de aceite tibio en el oído y acostarte del lado contrario de manera que se quede por un cuarto de hora. Entre más tiempo se quede el aceite, más suavizará y aflojará el cerumen acumulado.

  1. Conclusiones

Las molestias en el oído pueden causar alarmas y pánico en determinadas personas; esto no tiene por qué ser así, el oído es susceptible a presentar dolores debido a muchos factores, y los alcances de ellos no tienen por qué determinar un padecimiento serio. Dependiendo de los orígenes de la molestia y la intensidad, puedes adoptar un método resolutivo u otro.

La medicina casera es una posibilidad que puedes abordar, sí, pero eso no significa que debas desestimar por completo las bondades de la medicina convencional; tenla siempre presente si los remedios aquí descritos u otros no ofrezcan los resultados esperados (o resultado alguno).