Cómo Sacar Agua Del Oído – 100% EFECTIVO

La acumulación de agua en el oído puede ser sin duda alguna estresante

La acumulación de agua en el oído puede ser sin duda alguna estresante

 

El oído es un componente muy importante del cuerpo humano al ser el elemento que nos posibilita el sentido de la audición, el escuchar los sonidos del exterior. El oído está en una posición muy favorable para no entrar en contacto con agentes externos dañinos, por lo que existen realmente muy pocos elementos que lo pueden perjudicar directamente.

No obstante, el oído sí puede sufrir ciertos percances que afecten el proceso auditivo normal. Por ejemplo, puede darse la ocasión de sufrir tapones de cera, que ocurren cuando ella no sale del oído naturalmente o porque se fabrica más cera de la que el oído puede extraer. Esto es más común de lo que se cree, pero tiene soluciones caseras rápidas y fáciles.

Otra posibilidad es que el oído sufra un tapón debido a un cambio repentino o no acostumbrado de altitud (sea por ascenso o por descenso). Estos tapones se notan fácilmente ya que podrás escuchar un leve sonido que identifica el efecto de la presión en los oídos. Esto también se puede resolver fácilmente. Un tercer escenario lo constituye el llamado tapón de agua.

  1. Sensación de agua en el oído
Tener agua en el oído no es agradable en lo absoluto

Tener agua en el oído no es agradable en lo absoluto

 

Los tapones de agua son fenómenos que consisten en el impedimento del buen escuchar debido a una acumulación leve de agua en el conducto auditivo. Suele suceder si la persona se ha mantenido por un lapso prolongado en el agua o si ha no está acostumbrada a hacerlo.

Los tapones de agua ocurren principalmente en las piscinas o playas si se nada por mucho tiempo sin una protección adecuada. Entonces, el agua entra libre y profusamente por los orificios auditivos, dejando abierta la puerta de que un cierto porcentaje permanezca hasta que no se tomen ciertas medidas. Pueden presentarse síntomas tales como los siguientes:

  • Mareos
  • Náuseas
  • Dolor de cabeza

Los tapones de agua dejan un sabor raro en la boca, como si se hubiera tragado agua de mar. Ellos también afectan el sentido de orientación de una persona si no se eliminan en un determinado tiempo, por lo que cómo destapar un oído con agua es un tema del saber del que deberías estar enterado para saber cómo proceder.

  1. ¿Cómo sacar agua de los oídos?
A lo mejor solo necesitas correr un rato para destapar el oído

A lo mejor solo necesitas correr un rato para destapar el oído

 

Un primerizo en lo que respecta a los tapones de agua puede hacer afirmaciones como la siguientes con cierto temor y hasta pánico: tengo agua en el oído y no me sale, tengo agua en el oído, ¿qué hago? A pesar de que un tapón de agua es un fenómeno que produce cierta incomodidad en quien lo padece, no es en lo absoluto agresivo ni dañino si se trata rápidamente

Sacar agua de los oídos es sencillo, mucho más si usas alguna de las técnicas que te daremos a continuación.

  • Efecto vacío

Una opción muy práctica es colocar la palma de la mano en el oído que está afectado y ejercer presión en orden de crear un vacío artificial que apoye al agua en su descenso al conducto auditivo. Esta técnica debe emplearse con la cabeza ladeada, además, debes tener cuidado de no ejercer presión de más porque puedes empujar el agua hacia adentro.

  • Con la cabeza inclinada

Este método se puede aplicar de tres formas distintas:

  • Puedes ladear la cabeza y golpear tu nuca con la mano, o bien, el oído contrario para contribuir al “desbloqueo” y su correspondiente bajada.
  • Si el agua se encuentra muy profunda, puede saltar con la cabeza de lado. La presión que se ejerce con el salto debería ayudar a que el agua sea expulsada.
  • Un apoyo extra es jalar el lóbulo de la oreja para así ampliar la salida del conducto auditivo. Esto debería facilitar el paso del agua en cualquiera de las dos maneras anteriores.

 

  • Acostarse de lado en la cama

Es una vía fácil que no se utiliza con frecuencia por cuestiones de paciencia (o impaciencia). Consiste simplemente en acostarse sobre el oído afectado y permitir que el agua salga por sí misma por efecto de la gravedad.

  • Secador de cabello

No es una técnica para sacar agua de oído como tal, sino para evaporar dicha agua. Lo ideal es encender el secador con la potencia más baja posible y manteniendo la cabeza a una distancia prudencial.

  1. Conclusiones

 

Los hisopos no son efectivos en este tipo de casos

Los hisopos no son efectivos en este tipo de casos

Los tapones de agua o la acumulación de agua en los oídos pueden generar infecciones si no se tratan del modo correcto o si se dejan “empozar” por cierto tiempo; esto es algo que se debe evitar a toda costa; como los tapones suelen ocurrir en playas o piscinas, la opción de la secadora, así como la de la cama suelen ser descartadas por la urgencia que genera no poder escuchar como es debido.

Más allá de si el tapón fue erradicado, es importante consultar con un otorrinolaringólogo para estar seguros de que no hay secuelas del evento. Cómo quitar agua de los oídos es sencillo, no te preocupes en exceso.

 

Leave a Reply