Cómo Tratar Las Infecciones De Oído En Los Perros

Nuestras mascotas, al igual que nosotros son increíblemente vulnerables a las enfermedades y dolencias, en las que entran aquellas que perjudican el sistema auditivo de los perros, pero ¿cómo darse cuenta si mi perro tiene una infección de oído? Son varios los síntomas que mostrara y por los que te podrás dar cuenta, tomando además las medidas necesarias para reducir su dolor, incluyendo una idea al veterinario para determinar la causa exacta de su infección.

Infección de oído en perros

Antes de intentar tratar una infección en el oído de nuestra mascota, es necesario que entendamos bien de qué se trata. La otitis, conocida como infección en el canal auditivo tanto en seres humanos como en mascotas, posee numerosas causas, generalmente son productos por el ingreso de algún tipo de sustancia a nuestro odio principal, generalmente es agua de playa o de piscina, incluso cuando nos duchamos, o cuando duchamos a nuestros perros.

Otra causa común de la infección en nuestras mascotas, es por hongos en los oídos de los perros, productos de una mala higiene o el uso de algún producto que genere una reacción poco apropiada, además de esto, también están las garrapatas y pulgas que pueden generar serios problemas y molestias a las orejas de nuestros amigos peludos, por ello es indispensable mantenernos siempre alerta y estar revisando por completo la piel de los perros.

Síntomas o señales de infección en el oído de nuestro perro:

  • Rascado incesante: Cuando notamos que nuestra mascota no deja de rascarse o pasarse la pata por su oreja, es que algo, sin duda, no anda del todo bien. Por ello, si notamos esta conducta demasiado repetitiva, debemos revisar a profundidad para encontrar el origen.
  • El mal olor: Cuando percibimos que nuestro perro tiene un mal olor cerca de su rostro, revisamos y proviene de los oídos, es señal de alerta roja de que algo no anda bien y es necesario acudir de forma rápida aun veterinario para encontrar la raíz del problema.
  • Inflamación: Otro síntoma claro de que algo no anda del todo bien en las orejas de nuestros amigo peludos, es cuando la zona cerca de ellas se comienza a inflamar o toma un color rojo. Es importante verificar que no sea producto de una picadura y en caso de no encontrar explicación lógica, se recomienda llevarlo al veterinario.
  • Sacudir la cabeza o pagarla contra el piso: Esta es una de las señales más claras que podríamos percibir cuando nuestra mascota tiene infección en las orejas, cuando no deja de sacudirla de un lado a otro o cuando se rasca contra el piso o contra la pared constantemente aullando incluso.
  • Perdida de la audición: Si de pronto comienzas a notar como tu mascota deja de hacer caso a los llamados que le haces así este muy cerca de ti y no mueve las orejas siquiera o la cola, podría significar que está perdido su audición, lo que a su vez es una señal de alerta que podría estar indicando una grave infección y es necesario atacarla con rapidez.

Ahora que conoces alguno de los síntomas que podría presentar tu perro con infección auditiva, es recomendable tomar cartas en el asunto pero ¿cómo? En la mayoría de los casos es recomendable asistir siempre a una consulta veterinaria, para descartar cualquier tipo de problema que podría tener, en caso de ser una infección por otitis, la misma se podría extender y dejarlo completamente sordo, sin mencionar el dolor que le causaría.

¿Cómo curar la otitis en los perros?

Ya sabemos que la otitis es una infección auditiva y que es necesario tratarla con rapidez por todas las consecuencias que podría traer a la vida de nuestra mascota, pero ¿qué hacer si mi perro tiene hongos en la orejas? Los hongos son también un tipo de infección, que en la mayoría de los casos, puede ser tratada de igual forma que la otitis.

Algunas sugerencias a implementar para curar la infección de nuestra mascota en las orejas:

  • Compresas calientes: En caso de haberte dado cuenta muy de noche que tu perro la está pasando realmente mal con un odio enfermo por infección o por hongos y no hay veterinario cerca, una de las cosas que puedes implementar, es aplicarle algunas compresas de agua tibia en su cabeza, además de acariciarlo y hablarle. Este método podría ayudarle a reducir el dolor e incluso calmar la inflamación en caso de que posea alguna.
  • Aloe vera: La sábila está presente en casi cualquier tipo de situaciones donde nos encontremos en aprietos y un dolor de oído por causa de infección no es una excepción, lo que se recomienda a hacer es preparar jugo de aloe vera solo, ¿cómo hacerlo? Se deberá extraer la pulpa de uno o dos tallos, dependiendo del tamaño de nuestra mascota y de la planta, poner a hervir en agua caliente unos minutos, dejar reposar y echar por el alrededor de la oreja con un algodón, gotas de la mezcla.
  • Ajo macerado: El ajo al igual que el aloe, posee importantes propiedades para desinflamar, además de propiedades antibióticas que nos permitirán cuidar la cavidad auditiva de nuestro perro, evitando que se posen sobre la zona insectos. Se debe triturar dos o tres cabezas de ajos dependiendo del tamaño de nuestro perro, agregar unas gotas de aceite de oliva y aplicar alrededor de la oreja de nuestro amigo peludo.

Finalmente, en ocasiones es mucho más sencillo prevenir una otitis en nuestra mascota que curarla una vez está instalada, para ello es importante tener cuidado cuando los bañamos o jugamos con ellos, debemos estar al pendiente además, de si posee garrapatas o pulgas que con sus picaduras podrían ocasionar importantes daños auditivos y en el cuerpo. Teniendo los cuidados necesarios y asistiendo con regularidad a consultas veterinarias podríamos evitar una infección por hongos o por cualquier otra causa en el que es considerado el mejor amigo del hombre.

 

 

 

 

Leave a Reply